6 comentarios el “El saturnismo

  1. Este, y otros muchos, problemas los ocasionó el no conocer los efectos secundarios de los materiales utilizados. Además de en las ánforas muchos otros recipientes lo estaban.
    No conocía el origen del nombre… gracias.

  2. Vamos a ver, en la antigua Roma era mucho más sano beber vino que agua. Los emperadores romanos se volvían majaras, sí, pero al menos no los liquidaba el e.coli.

    Acabo de recordar el rodaje de “La reina de África”. Básicamente el mismo caso: mejor borracho que diarreico.

  3. Tienes razón, Efe, yo misma practiqué esa sabia máxima una vez. Bebí agua en malas condiciones en Siria, lo que me produjo vómitos y diarrea. Durante los cinco días siguientes no tomé más que pan, yogur y cerveza. No me preguntes por qué, pero es lo que me apetecia. Había también agua mineral, por supuesto, pero la ignoré totalmente.

Los comentarios están cerrados.