2 comentarios el “Quemarse a lo bonzo

  1. Que bárbaro, conmigo desde luego, que no cuenten, si fuera con una pastillita indolora que me durmiera, me lo podría pensar, pero así no, eso tiene que doler cantidad…
    Besitos y salud

  2. Casi prefiero que hayas dejado un blog “especializado” en temas históricos como este. Está muy chulo, apenas te había leído al estar fuera de juego un tiempo.
    La verdad es que lo de quemarme a lo bonzo me da repelús. Creo no temerle a la muerte (sin que esté el toro delante todos somos muy toreros), pero esta forma de morir me da especial horror.
    Besos.

Los comentarios están cerrados.