23 comentarios el “Miedo a los insectos en las trincheras

  1. Buenos días..

    Tengo un miedo atroz a los insectos, mejor no pensarlo.

    Besotes a nuestro Peregrino pues gracias a él me tienes en tu casa y desde ahora vendré siempre que pueda.

    Muakkk de feliz domingo y semana

  2. Primera parada del Peregrino Senovilla. Como hay fonda 🙂 me quedo a comentar.

    Felicidades a la anfitriona, Maireen, por su blog, que no conocía.

    MUY INTERESANTE entrada, propia de la revista de ese nombre. No había nacido cuando esa guerra, pero me crié en el campo, así que tengo experiencia con bichejos. No de haberlos padecido, pero sí de verlos.

    Muchos años más tarde sí que tuve experiencias con garrapatas, a través de mis dos hijos que sufrieron picaduras. También es mala suerte. La primera vez en España: Una plaga de verano atacó la finca, y una de mis hijas sufrió una picadura en la cabeza. Susto, daño, médico… Un par de ganglios, antibióticos…

    La segunda, algo más exótica, fue en Sudáfrica y en la espalda. Otra vez susto, daño, médicos… Un par de ganglios, antibióticos. A la vuelta tuve que llevarlo al Carlos III, sección enfermedades tropicales. Allí me contaron, que, contra lo que se piensa, las garrapatas españolas son mucho más peligrosas que las africanas. Lo sabíais?.

    Un saludo cariñoso.

  3. Vengo a ver el paso del peregrino y de paso conocer tu blog. Estupenda entrada.
    Saludos

  4. Buenos dias. ha sido un placer descubrir a traves de la pagina del amigo Senovilla este rincon tuyo.

    Sobre el tema del que hablas hoy, puedo aportar una pincelada historica.
    El temible gas Ciklon-B, tristemante famoso por su uso en las camaras de gas de los campos de exterminio nazi, era realmente un potente insecticida cuyo uso primario era eliminar los piojos de los uniformes de la Whermacht. Se ulitilizaba introduciendo la ropa en recipiente hermeticos donde se introducia el producto. Alguien, durante una sesion de desinsectado, reparó en que un gato que accidentalmente habia aspirado el producto, habia caido fulminado.

    Así fué como un potente insecticida pasó a la historia por ser el agente quimico que mas muertos ocasionó nunca.

    Saludos.

  5. Vengo a ver a este peregrino en acción !! y me ha encantado lo que he leido pero me dan repelús los insectos y este de aquí me pone el vello de punta.

    Genial entrada!!!!!

    Un besazo a los dos

  6. 😉 buena entrada, este Senovilla cada día nos sorprende y encima me permite descubrir nuevos blogs.

  7. Ya me picaba todo el cuerpo leyendo el articulo,anda que el ciempies de 19 cm,lo matarian a tiros….
    Un saludo

  8. Vengo a conocer la invasión de Senovilla, y al mismo tiempo conocer tu blog.

    Senovilla, una persona siempre con iniciativas para dar a conocer otros blogs, me parece una maravillosa idea, que hace acercarnos unos a otros, y la verdad es que es un honor recibirle, mira dentro de poco, yo también publicaré su entrada.

    Y qué razón tiene Senovilla, no se por qué cuando se habla de piojos pica la cabeza, pero es cierto, mira en estos momentos también me está picando jajajaja.

    Un beso a Senovilla y otro para ti.

  9. A mi, los insectos que mas me fastidian, por encima incluso de los mosquitos, son las moscas, no las soporto, son capaces, si lo supieran, de hacerme enloquecer…
    ¡Las odio a muerte, cojoneras o no!
    Besos y salud

  10. Bueno, sobre insectos en las trincheras, una historia. Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania salió derrotada en todos los frentes salvo en el del Africa Oriental, en el que 45.000 ingleses fueron de derrota en derrota contra los askaris de Von Lettow (así es, los únicos soldados alemanes invictos fueronnegros). Para justificar tanta derrota cobró relevancia la leyenda del Mad Doctor alemán domesticador de avispas asesinas. Se daba por cierta la leyenda de trinchera según la cual los alemanes disponían de avispas entrenadas para atacar a los ingleses. La leyenda parte de un hecho real, cierta sonada derrota en un pantanal de Mozambique. Allí, para colmo, los ingleses tuvieron que resistir en un bosque colmadito de avispas de las gordas, asaz cabronas y por razones desconocidas fanáticas partidarias del kaiser. Es histórico, insisto…

  11. Mecachis, había puesto un comentario buenísimo sobre avispas asesinas domesticadas por los alemanes en la Primera Guerra Mundial (frente de Africa Oriental,Von Lettow y tal) y no me lo coge…

  12. Hola. Un placer conocer tu blog gracias al amigo Senovilla. Te añado a mi reader gustosamente. La imagen de esa escolopendra me da un repelús que no veas (llevo mal los bichos). Saludos

  13. Cierto, ha sido leer la palabra ‘piojos’ y rascarme la cabeza. Dior, qué predecibles somos los humanos.

    Pasaba por aquí para agradecerte tus palabras en el blog de Genín. Y ya de paso, he leído una cosa interesante. Cada día se aprende algo nuevo. Desde luego, esta faceta de las guerras no nos la cuentan en los libros. Al menos no en los del instituto.

    Te mando un virtual abrazo y mi cariño.

  14. Genial Senovilla, nos pica la cabeza por neuróticos. Lo he comprobado.
    Muchas gracias Mereen por pasar por mi blog. Un placer visitar el tuyo
    Soy Katy del blog Pasitos Cortos
    Bss

  15. Saludos Maireen, Ayer colgué aquí mismo tres intentos de comentario sobre una anécdota “real” de batallones de avispas asesinas, misteriosamente ganados para la causa del Kaiser en la Primera Guerra Mundial. Chist, verdad verdadera de la buerna… Desgraciadamente, la gestión de comentarios no los admitía y supongo que están en spam…. Mecachis, para una vez que puedo lucirme en tu blog….

  16. Bueno, como veo que hoy si está de humor el gestor de comentarios, me explicó. Primera Guerra Mundal, en el frente del Africa Oriental, un puñado de askaris alemanes al mando de Von Lettow mantendrán en jaque hasta al final de la guerra, a 45.000 soldados ingleses. De hecho, fue el único cuerpo alemán invicto (paradójicamente, alemanes negros). Al principio de la guerra, 8.000 soldados ingleses rebieron un sonado revolcón en la batalla de Tanga. Los ingleses se refugiaron en un pantanal y ahí fueron mortificados por ejambres de avispas (hay quien dice abejas) asesinas. Para salvar el honor de los soldados, el Times publicó que las abejas habían sido adiestradas por los perfidos alemanes, que como se sabe, no paran mientes en su maligna maldad…

  17. No conocía tu blog pero viendo tus intereses me lo apunto. Además, he disfrutado de otra gran entrada del gran Senovilla.

    Saludos.

  18. Un artículo muy interesante, aunque le tengo una fobia atroz a los insectos… Así era ir leyendo y empezar a picarme todo el cuerpo…

    Buena semana y besitos de jengibre.

  19. Muchas gracias a todos los que han pasado por aquí, comentando y sin comentar. Nunca había tenido tantísimas visitas al blog en dos días.

  20. El post del “Peregrino Senovilla”: de lo más interesante!! Aunque coincido con varios en la fobia a los insectos… Y sí: cuando pienso en piojos, me pica la cabeza!!! Es el miedo y la sugestión!!

    Para vos Maireen: Un gusto enorme conocer tu Blog!! Me ha gustado mucho verdaderamente. Ya me haré tiempo para visitarte en tus otros dos.
    Cariños.
    Lau.

Los comentarios están cerrados.