2 comentarios el “El reloj que María Antonieta nunca disfrutó

  1. Parece mentira que se pudieran fabricar en aquellos tiempos, toda esa cantidad de piezas, que encajen y funcionen como se ha planeado que lo hagan.
    Siempre me quedo a cuadros con estas máquinas antiguas…
    Besitos y salud

  2. 44 años en aacbarlo, buuf, trabajo para toda una vida. La de veces que desarmaría y montaría otra vez. Trabajo de relojero, ya lo dicen.

    Besos.

Los comentarios están cerrados.